martes, 27 de octubre de 2009

EL OCEJON (2048Mts.)



El Pico del Ocejón, se sitúa en la vertiente sur de la sierra de Ayllón, perteneciente al Sistema Central, en la provincia de Guadalajara, y se levanta a 2048 metros de altura. Es visible desde muchos de los picos de sistema central, de ahí la magia de pisar su cima aérea, y no sólo por que se divise desde el pico del Lobo, Cebollera Vieja, e incluso el cordal o Macizo de Guadarrama, si no también desde el Alto Rey y el mismo Moncayo, con los que comparte una gran leyenda. En la Wikipedia, se puede leer la leyenda que cuenta ... que el Señor y brujo de una tribu prerromana, poseedor de riquezas y de un extenso territorio entre las tierras de lo que hoy son las provincias de Zaragoza, Soria y Guadalajara, enviudó y tuvo que hacerse cargo de sus tres hijos, que se llevaban muy mal, guiados por la envidia y la codicia por conseguir la herencia de su padre. Las duras peleas entre los hijos iban siendo cada vez más frecuentes, hasta que el padre, harto de las riñas entre sus hijos, decidio cargarles una maldición eterna de tal manera que pudieran verse pero no hablarse, convirtiéndoles así en tres altas montañas que situaría a cada extremo del territorio para que sirviera de ejemplo para tribus cercanas: el mayor, Moncayo; el mediano, Ocejón, y el pequeño, Alto Rey. Mucho tiempo después, un niño subió al Alto Rey, el menor de los tres hermanos, y pudo contemplar la vergüenza con la que se mostraban los hermanos.
En la ermita situada en la cima del Alto Rey se puede contemplar un grabado en la piedra en la que se muestran tres cabezas situadas las unas de las otras de la misma manera que se sitúan geográficamente el Moncayo, el Ocejón y el Alto Rey.

Para subir al mismo pico, hay varias alternativas. De las varias que existen, solo os voy a contar las dos vías que yo conozco, que he realizado en dos años diferentes, y las dos a finales de Agosto. Una partirá desde Majalrayo, ruta que hice hace tres años con mi amigo Zapa, y la otra ruta que partirá desde Valverde de los Arroyos, que hice hace dos años con la chica que mas quiero: Mary.

De cual puede ser la ruta mas bonita, "para gustos los colores", pero a mi me gustó mucho mas la que parte desde Valverde de los Arroyos, pues hay mas vegetación, tienes las vistas del chorro, o puedes subir por allí (aunque en la época que pasé yo no caía casi agua) pero toda la subida está marcada por un sendero que transcurre precioso entre un gran manto de color verde llamativo (tirando a fosforito), muy bonito.


La ruta desde Majalrayo, es mucho mas seca, y discurre mucho tiempo entre pinar de roble y hayedo, por lo que las vistas no son muy bonitas, pero eso sí, en otoño tiene que ser impresionante esta ruta. Y a partir del pinar ya todo es pizarra.

También existe la alternativa de poder subir de un lado al pico y bajar al otro, pero ahí está el inconveniente de disponer de dos coches, uno en cada pueblo, o quedar dos grupos en el pico e intercambiarse allí las llaves, así que cada uno elija, pero si hay posibilidad de subir por diferentes rutas en diferentes días os lo aconsejo, cada ruta es especial, sobretodo eligiendo la de Valverde en Primavera y la de Majalrayo en Otoño. En invierno y con grandes nevadas, ambas pueden tener sus pros y sus contras, pero cualquiera sería válida.

SALIENDO DESDE VALVERDE DE LOS ARROYOS...

Nos dirigiremos a la parte alta del pueblo, pasando por la plaza del mismo.






Subiremos hasta llegar al Campo de Fútbol, y le pasaremos dejando éste a nuestra izquierda y una torreta a nuestra derecha, para seguir en frente. El camino que tomamos, que nos sube al Ocejón es el mismo que lleva a La Chorrera de Despeñalagua y continúa junto a una verja. A nuestra izquierda, al otro lado del valle, tendremos una vista muy interesante del Ocejón. A unos quinientos metros más adelante, parte un camino casi paralelo a nuestra derecha. Este camino, resulta muy cómodo, de pendientes suaves y es una alternativa para subir al Ocejón. Más arriba se observa por el (a lo lejos) la chorrera, pero que si decidimos no optar por este camino y seguirlo recto llegaremos al mismo chorro, que en otras épocas resulta impresionante encontrarse bajo el chorro (recomendado en épocas de deshielo), pero en esta época de finales del verano, apenas caía agua, así que optamos por subir a la derecha.



Seguimos este camino, que cada vez coge más altura y mejor vista, tanto del Ocejón como de las chorreras (de ahí el nombre de Valverde de los arroyos).
Seguiremos por este camino sin pérdida hasta pasar el arroyo pineda, que será el que después caiga en unos metros mas abajo, convirtiéndose en la Chorrera.
A partir de aquí el camino se pierde un poco, pero es facil seguir adelante orientandonos para poder adentrarnos en el pequño valle, en busca del (falso) collado de las perdices, que si ya llevamos una hora de camino, en menos de otra hora nos adentraíamos en el verdadero collado y tras casi otra más en la cima. Lo de falso y verdadero collado me refiero a que parece que el collado está ahí mismo, pero que cada paso que damos lo vemos más lejos, pues la ilusión óptica parece que en unos metros nos adentraríamos en él mientras que realmente está detrás, en unos Kilómetros.

La subida, personalmente nos encantó, pues se va ascendiendo poco a poco por un sendero de piedrecitas de pizara entre un gran manto verde, tapizado de gabuya, precioso.

A nuestra espalda tendremos el Campachuelo (1899 m.) y el Campo (1919 m.); por encima, a la izquierda según caminamos, tenemos la Loma de Pineda que lleva a la cresta Sur del Ocejón (que como alternativa se podría ir subiendo por ella) y frente a nosotros, el collado (cada vez menos falso) de Perdices, que hay que ir en su búsqueda pero que no atravesaremos, solo lo atravesaríamos si quisiéramos ir a Majaelrayo; pero este no es el caso, así que lo tomaremos como referencia y continuamos por el camino sin más referencias destacables. Según vamos ascendiendo, ya en dirección Sur, veremos al frente el pilar que marca el vértice geodésico, la cumbre, del Ocejón.
A partír de aquí cuando nos encontramos dejando el collado perdices a la derecha, y vamos dejando las piedras a nuestra derecha, se une el camino que viene desde Majalrayo.

Seguiremos por este sendero de pizarra hasta alcanzar la parte central del cóncavo que asciende entre la pared del ocejón y del ocejoncillo. Alcanzada la parte central del cóncavo, se comienza de nuevo a ganar altura por ella en cortas y exigentes zetas hasta alcanzar un pequeño valcón en forma de breve collado(Ventana natural desde la que tendremos unas excelentes vistas) que separa los conjuntos pétreos del Ocejón y el Ocejoncillo.

Siguiendo los hitos de piedra y las marcas amarillas se gira hacia nuestra izquierda donde comienza la senda de pequeños escalones de pizarra (ver foto), que en apenas 500 metros nos llevará a coronar la cima del Ocejón. Y por supuesto a disfrutar de las singulares vistas que desde allí observaremos





En total, tardamos tres horas en llegar a la cumbre del Ocejón. Lo caminado han sido unos 6 Kilómetros aproximadamente, pero todo en subida, no hay ningún descanso en toda la ruta, ni agua, ni sombra. Y como toda ruta y toda cuesta, siempre encontramos arriba nuestra recompensa.




Nuestra recompensa, además de las magníficas vistas en todos los sentidos, como se apreciará en el video, fue la de un día espectacular, en el que pudimos descansar arriba, disfrutar de nuestra tortilla que hicimos la noche de antes y de nuestro vinito. Después de disfrutar de las vistas y de la comilona, disfrutamos de nuestros malavares que llevabamos también en nuestra mochila.










video



La vuelta la realizamos sobre nuestros propios pies, hasta el mismo putno de salida, Valverde de los arroyos. En la bajada tardamos poco mas de 2 horas largas en llegar desde el pico al pueblo. En total ocupariamos unas 5 horas largas en marcha, sin embargo con la parada para comer y descansar en la cima echamos unas siete horas de ruta, pero muy buenas y merecidas.



Pero voy a contar nuetra gran anédota (mala) de éste día (que de aquí viene eso de cínco-siete horas largas), pues hacía un calor impresionante, y pensábamos que tras haber recuperado todo el liquido que llevabamos en la mochila en la parada de la comida en la cima nos bastaría (hay días en invierno que llego a casa con el bidón casi lleno de agua) pero sin embargo estas dos horas de bajada sin agua se nos hicieron larguísimas por la sed con la que bajábamos y el calor que hacía, fue una experiencia malísima que espero no volver a tener, NO HAY FUENTES EN TODA LA RUTA, y la sed es muy mala en estas condiciones, disfrutamos de un gran día, pero la vuelta fue de las peores que habremos tenido. Nada mas llegar al pueblo, en el primer bar pedimos varias, si, sí, VARIAS RONDAS de botellas de agua y de refrescos.

SALIENDO DESDE MAJALRAYO, otro pueblo de la provincia de Guadalajara, típico por su arquitectura negra, y por ser el pueblo en donde se rodó el anuncio del famoso "¿y dice usted que franco ha muerto?" puesto que anunciaban un todo terreno y llegaba a este pueblo, casi inaccesible hasta hace unos años.

Para acceder al pico desde este precioso publo, comenzaremos desde la plaza, en busca de la calle de la derecha, y no por que esta calle se encuentre a la derecha de la plaza según llegamos a ella (que también es cierto) si no por que se llama así, la C/ de la derecha (pero que según dejamos nosotros el coche, ésta se encontraba a nuestra izquierda). Seguimos por esta calle, giramos a la derecha y después a la izquierda, pasando por lo que era el club alcarreño de montaña, y avandonamos las últimas casas del pueblo. Abandonando el pueblo, bajamos en busca del arroyo de las Cabezadas, cogiendo así el camino que nos subirá al Ocejón. El arroyo lo pasamos por una pasarela rústica y comenzamos a subir en dirección sureste. Tras una breve subida, caminamos por encima de una loma de matorral que primero sube y luego baja hasta que enseguida otro arroyo que queda a la derecha lo pasaremos por un puente de pizarras. Continuamos por el camino dejando a nuestra izquierda una vaya de piedras y sin desviarnos por el camino de la derecha. Tras un pequeño llano, en donde el camino se empieza a ensanchar se comienza la subida por la ladera cubierta de abundantes jaras, viendo más arriba árboles y robles a los que llegaremos enseguida, siguiendo un camino con rodadas, una pista de arena, que seguiremos hasta Peñas Bernardas o Collado Perdices, ya tras avandonar el robedal y llegando a ellas tras una ascensión dura de una hora y media. Desde aquí, hay una estupenda vista sobre el valle, sobresaliendo al fondo las cumbres del Guadarrama. Seguiremos el canchal, marcado con bandas amarillas, por el que llegaremos al collado. En este punto hicimos un pequeño descanso, que tras él descendemos ahora dejando la pared de las rocas a nuestra derecha y cogeremos el mismo sendero que sube desde valverde de los arroyos (desde aquí todo igual que lo descrito en la ruta ateriror) .
hasta alcanzar la parte central del cóncavo que asciende entre la pared del ocejón y del ocejoncillo. Alcanzada la parte central del cóncavo, se comienza de nuevo a ganar altura por ella en cortas y exigentes zetas hasta alcanzar un pequeño valcón en forma de breve collado(Ventana natural desde la que tendremos unas excelentes vistas) que separa los conjuntos pétreos del Ocejón y el Ocejoncillo. Siguiendo los hitos de piedra y las marcas amarillas se gira hacia nuestra izquierda donde comienza la senda de pequeños escalones de pizarra, que en apenas 500 metros nos llevará a coronar la cima del Ocejón. Y por supuesto a disfrutar de las singulares vistas que desde allí observaremos
En esta segunda ocasión la vuelta la haremos sobre nuestros pasos, hasta majalrayo, desde dónde salimos, tras disfrutar de otro gran día de monte, en este mismo caso del Ocejón.
¿Os apuntaís ahora vosotros a disfrutar de un lindo día de Monte y Ocejón? Ya teneis las dos rutas descritas, ¿por cual os decidís?

No hay comentarios:

Publicar un comentario